Fotógrafo de bodas en Sansui, Zaragoza: Verónica y Federico

Uno de los mayores placeres como fotógrafo de bodas es llegar a conocer a parejas como Verónica y Federico. Su relato, pese a tener un aire clásico y elegante, esconde pequeños secretos tan enriquecedores como entrañables. La forma de la que se conocieron es su tesoro mejor guardado, una historia divertida que confirma su simpatía y su carácter risueño; y es que, a fin de cuentas, Federico no puede esconder su origen andaluz. Abiertos, atentos y siempre dispuestos a echar una mano, son la pareja que todo fotógrafo de bodas sueña con encontrar.

Verónica y Federico decidieron darse el “Sí Quiero” en la Finca Sansui de Zaragoza a principios de septiembre. Junto a ellos, familiares y amigos venidos de incontables lugares del país, como Sevilla, Murcia, Madrid. El cariño y la atención que ellos dedicaron a preparar su gran día quedó fielmente plasmado en un enlace tan bonito como emocionante.

Sin duda, las numerosas reuniones que mantuvimos antes de su gran día sirvieron para crear ese vínculo tan necesario entre el fotógrafo de bodas y la pareja de novios; si no hay buenas sensaciones nada puede funcionar. Y con ellos, todo funcionó a las mil maravillas.

Desde primera hora de la tarde, y tras charlar tranquilamente frente a un café, Verónica fue soltando los inevitables nervios de la novia y entrando, de manera lenta pero inexorable, en la dinámica de la boda. De camino a Sansui se respiraba la emoción dentro del coche de lujo con el que Federico sorprendió a Verónica, mientras el chofer decidía alargar el recorrido para que la novia llegara con los incuestionables cinco minutos de retraso.

Como no podía ser de otra manera, la ceremonia tuvo sus momentos cargados de emoción en estado puro. Lágrimas, risas, abrazos. EL cariño que ambos se tienen alcanzó a todos los invitados de su gran boda. El pasillo de sables fue uno de los momentos álgidos de su enlace, un instante en el que se fundió el colorido del confeti con la solemnidad de la tradición castrense. Todo un mundo de posibilidades para un fotógrafo de bodas. Tras una espectacular cena, repleta de sorpresas, regalos, bromas y abrazos, llegó el momento del emotivo baile y la innegociable barra libre.

Desde cualquier punto de vista, la boda de Federico y Verónica fue una envidiable celebración y un rotundo éxito. Nada falló en un día que ambos guardarán para siempre en su memoria y que, para quien escribe, también deja una entrañable huella.

Puedes ver más entradas en mi blog pinchando en este enlace.  Si lo prefieres, puedes regresar a la página principal haciendo click aquí.

 

 

Belleza Novia

Belleza Novia

Belleza Novia

Belleza Novia

Traje de Novia

Traje de Novia

Belleza Novia

Ceremonia de boda

Ceremonia de boda

Ceremonia de boda

Lagrimas Felicidad

Ceremonia de boda

Ceremonia de boda

Fotografo de bodas

Fotografo de bodas

Fotografo de bodas

Finca de bodas Sansui

Fotografo de bodas

Fotografo de bodas

Fotografo de bodas

Fotografo de bodas

Detalles de boda

Detalles de boda

Felicidad Bodas

Detalles de boda

Detalles de boda

Tarta Nupcial

Felicidad Bodas

Detalles de boda

Finca Boda Sansui

Candy Bar

Fiesta

Fiesta

Fiesta

Fiesta

Fiesta